Nire Musika

viernes, 14 de diciembre de 2012

Pedro Kostanilla, un gran tipo.




Año 1982. Habíamos estado de viaje de estudio en Londres… Los Clash, los punkies, Picadilly Circus, las latas de la Juany, los Angeles del Infierno en el ferry a Inglaterra… Pensábamos que habíamos visto ya de todo…Nos cocíamos fin de semana sí y el siguiente también, ligábamos a saco… Empezábamos Cou, éramos ya los putos amos en el Instituto de Ermitagaña, nos conocía todo el mundo… Aún recuerdo cuando llegaron al Instituto aquel octubre. Vinieron de Larraona (uff…), de la ikastola… “¿De la ikastola?”. Sí. “Han venido los de la ikastola, que no tienen cou allí”. Ah, vale… Va y sacan equipo para el campeonato de futbito del Instituto. Gente nueva: “Ostia, ¿cómo jugarán estos tíos?” El Jesus ya estaba con la antena puesta…

Entre todos ellos había un tío tipo moreno, agitanado, no demasiado grande pero tampoco txaparrillo del todo. También había uno larguirucho, zurdo, con unos movimientos en el campo un tanto extraños, espasmódicos por momentos… pero eso es otra historia. Vamos a centrarnos… Del moreno dicen que es carnicero, y que juega de la ostia. Es defensa, sí, y no mete goles, no, pero corre un huevo y lo mismo está abajo que llega el primero al contrataque y luego es el primero de nuevo en defender… Joder… Habrá que verlo…



Y nos tocó jugar contra ellos, los de la Ikastola. Por supuesto les ganamos, no podía ser menos: no nos íbamos a dejar los de la vieja guardia roja del Insti contra los pijos esos recién llegados de la ikastola (alguno, como el Mandril, era hasta del Ensanche, zona nacional y prohibida para gente normal de barrio como nosotros…). El moreno aquel nos dejó impresionado. Hablamos, nos conocimos… Jugaba con unas de lona blancas… Y encima gente maja, del rollo, de los que iban al Batzoki de la Plaza del Castillo, que te los encontrabas de cervezas por el Malembe, por el Sua, por Kalderería… , en los conciertos (recuerdo el de Miguel Ríos con Leño y Luz Casal en la plaza de Toros de Iruña Pedro, Jesus y yo mismo…). Ostia, nos dijimos, a ése hay que ficharlo. Y lo fichamos.

Con él ganamos nuestro primer campeonato, el de Iturrama, en septiembre de… 1983, creo recordar… Testículos Divinos , equipo mítico donde los haya. Qué final en el campo de cemento del colegio de Iturrama; aquel gol del Mandril (el larguirucho) de los suyos tras darle no sabe él todavía ni como al balón tras escapársele de las manos a Fernando un córner a dar sacado por Joseba… Y luego en el Diario de Del Burgo nos ponen “Testimonio Divino”… Todavía nos estamos descojonando… Y allí, con Pedro, empezó la historia del Etxebe Ostatua , nuestra historia, con sus vaivenes y sus cuéntame…, el HKA y las 24 horas, los campeonatos de Barañain, luego vendría el boscos con el Urtasun y compañía, el campeonato del opus y la llegada del gran Rustu… Hace un par o tres de años le regalamos a Jesus para su cumpleaños un cuadro con la foto inigualable de las 24 horas del Anaita (aquellas que todavía nos las debe el Boludo), en la que por cierto, falta la firma de Pedro… 25 años levantando copas juntos…

Mítico ETXEBE OSTATUA: el Pija, Fernando, Joseba, el Boludo, Kosta, Pablo eta Jesus. Ermitagaña ¿1982?
Jesus, Joseba, Pablo eta Kosta. Bar Ulzama de San Nikolás, Iruña 2012.

En 2010 decidimos en un ataque de locura apuntarnos al campeonato de fútbol7, el Apertura, y ahora estamos en el Clausura jugando con los filiales (Mikel, Fran y el Dieguillo), una ilusión que teníamos algunos desde que nos vinieron a ver, todavía críos, muy críos, a aquella final de la Copa del HKA que ganamos al Itur Sport en Arrosadia, ¿os acordáis? La comida en el Malembe, la exposición de fotos itinerante, la juerga de aquel domingo que terminamos con Fernando a la cabeza en el Pub Charlot descojonándonos…

Ahora las leyes de la naturaleza que tantas veces él se las ha saltado, a Pedro le dicen que pare. Es normal, ¡y no pasa nada! Ale y hasta yo mismo estamos lesionados, Pablo tocado, Jesus renqueante, de Urtasun mejor no hablar con su lesión cerebral… No tenemos que demostrar nada a nadie, quizás nos queda SOLAMENTE -y lo pongo en mayúsculas-, demostrarnos a nosotros mismos que esos 27 años juntos han servido para algo. Lo de La Peña La Tiene Pekeña es una excusa, a mí me daría igual juntarnos para hacer calceta, la verdad… Hombre, puestos a elegir prefiero fútbol, pero dar un paseo por el monte, tomar el vermutiko y comer todos juntos mientras nos echamos unas risas de vez en cuando tan poco está tan mal. La vida no es sólo fútbol ni meterle esfuerzos extras al cuerpo cada vez que nos juntemos, no hace falta, la vida es algo más.

Joseba (3/3/2011)

No hay comentarios: